Chatea con nosotros
¡INICIA SESIÓN!
Ingresa tus datos
para chatear con uno de nuestros asesores
Ingresar código 43426
Iniciar Sesión

Tratamiento Preoperatorio

Tratamiento PreoperatorioAntes de someterse a un procedimiento quirúrgico estético, las personas suelen estar nerviosas, preocupadas y ansiosas. Nuestro tratamiento neurofisiológico es perfecto para ellas porque abarca el nivel corporal, emocional y psicológico del paciente, de modo que este deje atrás sus conflictos (que pueden haber provocado síntomas físicos) y llegue a un estado de completa armonía y equilibrio. Todos estos esfuerzos se ven reflejados en una rehabilitación efectiva luego de la intervención.

Con esta técnica se aplican al paciente movimientos pausados, repetitivos y de poca presión con las manos para estimular la circulación de la linfa, un líquido corporal que es transportado por el sistema linfático y contribuye a la expulsión de toxinas, residuos y otros elementos innecesarios. El fin principal del drenaje linfático es ayudar a que el organismo aumente sus defensas e impulsarlo a que elimine sus desechos más rápidamente.

Durante el drenaje linfático, usted se sentirá tranquilo y, a la vez, su organismo disfrutará de una gran variedad de beneficios. Realizarlo antes de practicarse un procedimiento quirúrgico estético estimula la circulación sanguínea y la del sistema linfático, disminuye el estrés antes de la intervención, previene complicaciones provenientes de la misma, ayuda a la relajación corporal y a la desinflamación, entre otros. Todo ello permite que el organismo se recupere más fácilmente.

Los pies se conectan con todos los órganos, por eso durante este tratamiento se estimulan algunos de sus puntos específicos, llamados zonas de reflejo, con el fin de generar efectos en otros lugares del cuerpo. Esta práctica es beneficiosa para el organismo, pues estimula la eliminación de toxinas, activa el sistema de defensa corporal, mejora la calidad del sueño, alivia las contracturas, impulsa la circulación sanguínea, alivia el estrés, entre otros.

Si usted va a realizarse un procedimiento quirúrgico estético, puede visitarnos y solicitar este tratamiento para preparar su cuerpo de la mejor manera posible. Así, su organismo se repondrá mucho más rápido. Al mismo tiempo, usted se sentirá calmado y en equilibrio.

Se realiza para que la persona pueda liberarse de la tensión existente en su cuerpo y tranquilizar su mente. El masaje relajante ayuda al incremento de la circulación sanguínea, lo cual aumenta el envío de oxígeno a los tejidos y órganos; reduce el estrés preoperatorio; alivia las contracturas musculares; aumenta la circulación de la linfa, que contribuye a acabar con las toxinas y otros desechos del organismo; ayuda a terminar con las células muertas, para mejorar así la apariencia y salud de la piel; brinda una sensación de tranquilidad, esto ayuda a eliminar las tensiones producidas en la vida cotidiana; entre otros. Al realizarse masajes relajantes durante el periodo previo a algún procedimiento quirúrgico estético, estará preparando a su cuerpo para llevar un proceso de recuperación más rápido.

Es un tratamiento en el cual se aplica calor al cuerpo con fines terapéuticos. Uno de los usos más extendidos de la termolipólisis es la reducción del tejido adiposo (grasa), pues a través del aumento de la temperatura corporal, se acelera el metabolismo, lo cual disminuye las áreas de grasa localizada. También se utiliza para trastornos circulatorios, retención de líquidos, inflamaciones, dolores articulares, entre otros, que le ayudarán a tener una condición de salud ideal antes de practicarse un procedimiento quirúrgico estético, esto contribuye a una rehabilitación rápida luego del mismo.

En este tratamiento se realizan movimientos rítmicos, medianamente intensos y profundos sobre el cuerpo del paciente, básicamente para eliminar el dolor y promover la relajación. El masaje terapéutico ofrece beneficios al cuerpo y la mente: calma la tensión y los dolores musculares, produce relajación profunda, reduce la sensación de cansancio, incrementa la movilidad en las articulaciones, sana lesiones en tendones y ligamentos, acaba con las células muertas de la piel, disminuye la ansiedad y el estrés, relaja la mente, entre otros.

Si usted tiene planificada una cirugía estética dentro de poco, sería recomendable practicarse un masaje terapéutico, que le ayudará a tratar con el estrés y el nerviosismo preoperatorio, además, permitirá que su cuerpo esté en la mejor condición para la intervención, lo cual contribuirá a un periodo de recuperación más corto.